sábado, 1 de diciembre de 2007

La jornada de cuatro horas


Luego de casi un siglo, desde que se implantó la jornada de ocho horas, la productividad de los seres humanos se ha cuadruplicado o quintuplicado, como resultado del avance de la tecnología. En los últimos 20 años, la revolución de la informática ha permitido duplicar la productividad. Eso significa que usted, yo y todos los trabajadores del mundo estamos produciendo cada vez más. Pero ese fabuloso aumento de nuestra producción no beneficia al ser humano, sino solamente al capital, que busca obtener con ello más utilidades.
A nosotros, los que vivimos de nuestro trabajo, el beneficio que se nos concede por producir cada vez más es... prolongar nuestra jornada de trabajo.
Mediante una ofensiva mundial, el capital ha logrado hacer retroceder los estándares laborales a niveles del siglo XIX. Con los programas de reestructuración empresarial que incluyen despidos, presiones y amenazas, tercerización, deslocalización de las empresas, precarización de los contratos de trabajo y demás artimañas, se está obligando a la gente a esclavizarse en jornadas de trabajo de doce, catorce o dieciséis horas. En algunos casos lugares está reapareciendo la esclavitud (estamos hablando de esclavos verdaderos, es decir, personas encerradas en galpones de los cuales no salen nunca, que trabajan de lunes a domingo y que duermen y toman sus escasos alimentos en esos mismos lugares), para vergüenza de la humanidad.
En medio de este panorama sombrío, sin embargo, hay una respuesta posible, que permitiría reenrumbar la historia, conquistando para los seres humanos el tiempo libre, que bien nos hemos ganado después de tanto esfuerzo: la huelga mundial por la jornada de cuatro horas.
¿Suena utópico, difícil, demasiado optimista? Pues ya se hizo en el siglo XIX, cuando, por la lucha de los trabajadores, se logro reducir la jornada, desde 16 horas, hasta diez. Y en 1919 se conquistó la jornada de ocho horas. ¿Por qué no podríamos nosotros hacer un movimiento mundial por obtener la cosa más sensata que puede desearse, y que, de paso, eliminaría de un plumazo el desempleo (calificado por la OMS como la plaga del siglo)?
Si en el siglo XIX se pudo vertebrar un movimiento de alcance mundial, ¿cómo no va a ser posible hacerlo hoy, cuando contamos con la más poderosa, extensa y horizontal red de comunicación que jamás haya existido (es decir, internet)?
Vea el vídeo sobre la jornada de cuatro horas, pulsando en la bara de vídeo, a la derecha de este texto.

14 comentarios:

Gino dijo...

Una paradoja completa, mas aun en las instituciones del estado... el que no lo hizo en 4 horas es considerado un improductivo o un inútil, y si pide menos horas de trabajo, es porque huevea..., me hace recordar una anécdota de un amigo en común en los estados unidos, acostumbrado a trabajar más horas de lo debido aquí hubo un momento en que él era el único que trabajaba sobretiempo, los empleadores lo mandaron al psicólogo, "acaso ud. tiene problemas en su casa?" fue una de las preguntas que le hicieron...

Saludos

Jon Juanma dijo...

Según Marx, ya en 1843 con el nivel de productividad que existía entonces en Francia, según diversos estudios de la época era perfectamente posible trabajar 5 horas. ¡¡Estamos hablando de hace 164 años!! Imaginaos el robo de los capitalistas, ¿cuánta vida más dejaremos que nos roben? ¡Ánimo Carlín con la propuesta!

Roberto Miranda dijo...

Qué "buena" idea. Si con la mitad del trabajo somos más productivos ¿Por qué mejor no trabajamos nada, para alcanzar el 100% de productividad?

elzo dijo...

Roberto Miranda: Bueno, ésa es la idea. Aspirar a la abolición del trabajo asalariado. Desde luego alcanzar las 20 horas semanales sería un buen comienzo.

atilla646 dijo...

El mercado ha absorbido rápidamente la sobreproducción facilitada por las nuevas tecnologías y ahora ya no hay marcha atrás. Esta propuesta tuvo su momento y lo dejó escapar.

Ojalá me equivoque y dentro de unos años los que trabajamos 45 o 50 horas a la semana... podamos llegar tener vida personal.

(9-10 horas de trabajo diario, 1 hora de ida y otra hora de vuelta, 8 horas de sueño, 30 minutos de aseo diario y 30 minutos de cena... nos deja 3-4 horas del día para vivir)

Roberto Miranda, menos demagogias, que los niveles óptimos nunca están en los extremos.

chüpetina dijo...

pues hay dos maneras de lograrlo:

1º- no hagas horas extras gratis en el trabajo, de esas que no te pagan pero quedas muy bien con ellas.

2º- monta tu propia empresa, trabaja sólo 4 horas al día y, según vayas contratando a gente, hazles trabajar también sólo esas 4 horas. eso sí, pagándoles como si trabajaran 8.

besos babosos

Francisco Bonal dijo...

He puesto tu texto en mi bitácora como modesto apoyo. Saludos desde franciscobonal.blogspot.com

Daso dijo...

Me parece un tema complicado. Hay algunos empleos que sí me parece han alcanzado mayor productividad. La contabilidad por ejemplo, gracias a la computadora, ha más que duplicado la velocidad de producción.

Mientras miro por la ventana a unos obreros levantando un edificio me pregunto si es que la tecnología les permitirá hacer lo mismo en la mitad o menos tiempo que antes. Asumo que sí ya que se levantan edificios a velocidades que no recuerdo haber visto antes.

Yo personalmente pienso que las horas de trabajo dependen mucho del tipo de trabajo que se hace. A mi lo que me parece es que los trabajos que requieren un desgaste físico o ponen en peligro la salud si deberían ver reducidas sus jornadas para que la gente no sufra las consecuencias. Sin embargo hay algunos trabajo que no veo la necesidad, tal vez por ignoracina, de que tengan tan pocas horas.

En todo caso toda idea es válida. Me imagino cómo habrá saltado hasta el techo la sociedad cuando se propuso trabajar 8 horas...

claudioeparodi dijo...

Compañeros:
Desde Argentina con saludos fraternales por la causa de las cuatro horas laborales, les enviamos nuestra adhesión.
Quisiera, brevemente,hacer mención acerca del mártir Michael Schwab que en 1886 en su histórico alegato, de cara al fraude jurídico al que eran sometidos, dijo..."Cuatro horas de trabajo serían suficientes para vivir confortablemente de acuerdo a las estadísticas, para dedicar el tiempo a las ciencias y al arte; tal es lo que el socialismo se propone"...
Es decir si hace 124 años ya se vislumbraba desde las expresiones de vanguardia de la clase la reducción de la jornada de trabajo a cuatro horas,con los medios de producción propios del momento histórico, cuánto más hoy queridos
Compañeros.
Desde aquí hemos decidido impulsar para el Primero de Mayo una voleanteada para propangandizar
el objetivo que Uds., nos acercan a este medio... si es posible desearíamos poner en conjunto un texto en común, aun con organizaciones de otras latitudes que compartan este principio.
Les dejo el correo personal,que es también el de nuestra modesta agrupación... claudioeparodi@gmail.com
Desde ya muchas gracias
En UNION-FELICIDAD Y LIBERTAD los saludamos
Unión Desempleados en Lucha

Jon Juanma dijo...

Carlín, apoyo al compañero de la Argentina, podríamos ir ya preparando un Manifiesto con diversas adhesiones a nivel internacional. Con la mía ya cuentas. Un abrazo.

Leira08 dijo...

Hace años que vengo pregonando por esta alternativa perfectamente aplicable !!!!

Leira08 dijo...

¿Que pasa con los sindicatos que no luchan por la reducciòn de la jornada laboral ?

Leira08 dijo...

Hace años que vengo pregonando por esta alternativa perfectamente aplicable !!!!

Leira08 dijo...

.